El recorrido que no le di a Tarantino

February 16, 2016
En:
Comentarios: No hay respuestas

Me propusieron pasear a Quentin Tarantino por la Ciudad de México. Durante dos tardes y sus noches. Como al final no vino, la ruta que preparé terminó arrumbada en un triste documento de Word. A continuación la comparto, sin embargo, por si alguien desea aprovecharla.

Para empezar, una comida en la cantina La Dominica (República de Chile esq. Belisario Domínguez, col. Centro), que se ve en la foto que ilustra esta publicación. Se encuentra a un par de calles del barrio de la Lagunilla y no es demasiado turística. Luego una visita al altar de la Santa Muerte de Enriqueta Romero (Alfarería 12, col. Morelos), a donde ya una vez fui con Anthony Bourdain. Como ese día es martes (de danzón), propongo que nos lancemos enseguida al Salón Los Ángeles (Lerdo 206, col. Guerrero) y para rematar la jornada (o iniciar la parranda en la zona) al Salón Tenampa (Plaza Garibaldi s/n, col. Centro).

El jueves comer en Casa Merlos (Victoriano Zepeda 80, col. Observatorio) para probar los moles y otras delicias de la comida barroca mexicana y, tomando en cuenta la cercanía, ir a la casa de Luis Barragán (General Francisco Ramírez 12, col. Daniel Garza), que es Patrimonio Mundial según la Unesco. Es necesario sacar una cita. Si hay tiempo, el paseo puede continuar en el Museo Jumex (Miguel de Cervantes Saavedra 303, col. Ampliación Granada), antes de terminar en el pintoresco y divertido cabaret Barba Azul (Gutiérrez Nájera esq. Bolívar, col. Obrera).