Excursión a Badiraguato

November 9, 2016
En:
Comentarios: No hay respuestas

Sueño que viajo a Badiraguato, municipio del Chapo Guzmán y Caro Quintero, para escribir una reseña. Es un sueño atemorizador. Pero al darme cuenta de que ya he estado ahí, hace poco y sin una pizca de miedo, despierto aliviado: el mes pasado, aprovechando un viaje a Sinaloa para dar un par de conferencias. A continuación una breve crónica a través de diez imágenes.

 

1 En el aeropuerto de Culiacán me recoge Daniel, de apellido chino, para llevarme a Mocorito, y en la carretera pasamos por debajo de este letrero.

– ¿A poco Badiraguato queda por aquí?

– ¿A poco quieres ir?

img_3568

 

2 Pues claro que quiero, y así mi anfitrión (¡gracias, Carlos!) arregla una excursión con María y Alberto (¡gracias también!), con quienes inicio almorzando en la carretera, en Pericos, en un lugar sensacional atendido por guapas cocineras. Chilorio y, a falta de café, cerveza.

img_3676

 

3 Y chiltepines para abrir boca, claro que sí.

img_3750

 

4 Lo padre acá, aparte de la palabra muchachos, son los muchachos de la camioneta roja tomándose fotos.

img_3688

 

5 Acicalada población la cabecera municipal, con el Palacio Municipal renovado hace poco. Calorón insólito, como si le hubieran echado chiltepines al aire.

img_3693

 

6 Casi sin darnos cuenta entramos al Salón de Cabildos. Ahí saludamos al presidente municipal y yo aprovecho para tomarle una foto junto a su retrato. Nos cuenta que ha bajado de peso, o subido, ya no me acuerdo, y del montón de trabajo que tiene. Es un muchacho. Al Chapo dice que no lo conoce. Nos asegura que Badiraguato es un lugar seguro. Gentilmente nos ofrece un guía.

img_3753

 

7 El guía, bien cordial, nos lleva a la iglesia. Soy incapaz de preguntarle de qué siglo es o a qué Virgen o santo está dedicada porque el calor inhibe mis pensamientos y aun los deseos de pensar.

img_3749

 

8 Me encanta el techo, que me recuerda al logotipo de Puentes.

img_3751

 

9 Aunque en la foto no puede notarse, y hasta se ve nubladito, el calor es excesivo (es uno de los días más calientes del año) mientras cruzamos el nuevo puente colgante que, nos informan, ha beneficiado a los habitantes de Badiraguato. Cuando no llueve, el río llega a verse cristalino.

img_3720

 

10 Nos vamos, debo llegar a Culiacán a tiempo. Me quedo con ganas de visitar algún pueblo del municipio, como La Tuna; ya será luego. Por ahora me conformo con esta pollería.

img_3752

 

Y ya.